Gerardo G. Movilla, uno que habla de “honestidad y bondad” de una forma que, hasta él mismo se lo cree

Hace ya algunos días, se celebró una Cena de Amigos con Gerardo González Movilla. El motivo era agradecer su entrega, su tiempo y su labor en ayuda de los deportistas. Gerardo ha sido presidente de A.F.E. (Asociación de Futbolistas Españoles), de F.I.F.P.R.O. (Asociación Mundial de Futbolistas), de la M.D.P. (Mutualidad de Deportistas Profesionales), de la A.D. (Asociación de Deportistas).

La Cena de Amigos se celebró en el Restaurante Casa Juan en Madrid un lunes. Cada uno se pagó su cena, señal de que el que iba era porque quería.

Asistieron 58 personas. Unas muy conocidas, otras menos conocidas y otras totalmente desconocidas para mí. Estaba la familia en pleno de Gerardo. Su mujer Esther, su hijo Gerardo y sus hijas Romina y Esther que vinieron desde Tenerife para disfrutar del acto. Conociendo a la familia uno se da cuenta de con quién ha estado tratando todos estos años y no se explica “cómo ha dejado tanto tiempo sola a su mujer y a sus hijas”.

Personalmente, me dejó la satisfacción de estar presente. De ser considerado uno de los Amigos de Gerardo. Éramos 60. ¿Cuántos seríamos capaces de reunir a 60 Amigos? Amigos que vengan de muchos puntos de España y hasta desde Sudamérica, haciendo noche, viaje… Gerardo estaba muy emocionado, muy feliz y fue agradeciendo personalmente, y de forma pública, a cada uno de los presentes su asistencia. Los demás, más contentos que él de estar allí.

Compartí mesa con Cayetano, Manel Berdonce, Julio García, Alberto Palomar, Jose Rodríguez, Pipe Gómez y los hermanos Ablanedo (Sporting de Gijón)… los hermanos Juan Carlos y Jose Luis, que habían sido miembros de la Junta de la AFE. Respondían a un perfil que me dio la impresión de que era el punto en común de todos los que estaban allí. Un perfil desinteresado, Deportista, honesto y comprometido. Biurrun, Sanchís, Alberto López, Butragueño,… responden a ese perfil, una forma de ser “movillista”. Hacía que existiese una cierta complicidad entre todos, parecía que ya nos conocíamos desde hace mucho tiempo.

También quisieron estar presente gente del fútbol de toda la vida, entre entrenadores y exjugadores, como Luis Aragonés, Manolo Preciado, Quino, Ibarrondo, Sánchez Barrios, Eusebio, Pardeza, Tomás, Manolo, Ramis, Oli, Pier, Javi Torres, Pablo Alfaro… y de estamentos directivos y del periodismo como Clemente Villaverde, Matallanas, Damián, Carlos del Campo… entre los que pude reconocer, que me perdonen los demás.

Una persona como Gerardo, que habla de “honestidad y bondad” de una forma que hasta él mismo se cree lo que dice, se merecía un reconocimiento así. Como mínimo así. Me quedo con una frase suya “al enemigo no se le vence, se le pacta”

Por mi parte, y en nombre de los jugadores de fútbol sala, GRACIAS.
Antonio García-Plata

  1. Del primer contacto que tuve con Gerardo, como presidente de la AJFS, salí de la AFE con un ordenador, una pantalla y la responsabilidad de hacer las cosas lo mejor posible.