Rafa Cid, exjugador de Móstoles FS entre otros muchos equipos de la LNFS y un referente para los jugadores modestos, fue el primer jugador que denunció mediante la AJFS que su club (el entonces Móstoles FS) no le quería pagar la prima de ascendo a División de Honor. Reclamaba unos 1.500,00€ (250.000,00 pesetas) que el club no le quería pagar. Han pasado casi 20 años.

El club le negaba la prima por haber jugado un maratón de fútbol sala que Rafa jugó junto a algunos compañeros del equipo. Tras pasar los últimos tres meses sin cobrar, tanto él como otros compañeros (algunos todavía ahora en destacados clubes de Primera División) decidieron jugar un Maratón para poder cobrar algo depués de tantos meses sin hacerlo.

“Otros compañeros no denunciaron… y se quedaron sin cobrar”  recuerda Rafa. Se convirtió en el primero de los más de 1.700 jugadores que confiaron en Eduardo Meléndez (abogado de la AJFS desde su fundación) después de él.