Queremos jugar, pero protegidos todo lo posible del COVID-19

Entrevista a Antonio García-Plata, presidente de la AJFS

– “Vamos a tener que adaptarnos y convivir con el Coronavirus si queremos jugar”

– “Los test rápidos no superan los nueve euros, de seis a ocho mil euros cada Club por temporada”

– “La reunión de la LNFS con algunos capitanes fue otra acción desesperada en un intento de utilizar a los jugadores” 

– “La AJFS ha crecido con Luis Rubiales, con Javier Lozano eran todo peleas” 

Antonio García-Plata, presidente de la Asociación de Jugadores de Fútbol Sala (AJFS), tras las reuniones con los capitanes de los equipos de Primera y Segunda División a los que ha explicado la postura del sindicato ante el cambio de patronal, de la Liga Nacional (LNFS) a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y las negociaciones activas con los estamentos deportivos en puertas de una temporada marcada por alerta sanitaria del COVID-19, explica sus conclusiones y el sentir de los jugadores. La postura de la AJFS es “exigir garantías de protección sanitarias, porque los jugadores quieren jugar”.   

“Hemos pulsado la opinión de los jugadores y en nombre de sus compañeros han expresado su deseo de jugar cuanto antes y con las debidas garantías sanitarias. Vamos a tener que adaptarnos y convivir con el Coronavirus si queremos jugar”apunta García-Plata, que agrega: “El objetivo es pasar un test rápido semanal”. El coste calculado “no supera los nueve euros semanales por jugador que debe asumir cada club, la RFEF o la LNFS para los clubes a los que todavía representa”, opina el presidente de los jugadores. La AJFS calcula que el coste anual por equipo va de los 6.000 y a los 8.000€ para esta temporada. El presidente reconoce que le “sorprendió” que hace unos días la LNFS intentara ningunear a la AJFS en una reunión con algunos capitanes para tratar este mismo tema: “Entiendo la maniobra, es otra muestra de lo desesperada que se encuentra la extinta patronal de clubes. Ante todo, la AJFS respeta la decisión de los capitanes que acudieron, pero por lo que me han explicado no eran conscientes de una acción que ahora se vuelve contra los organizadores. Han vuelto a demostrar que anteponen sus intereses para salvar su estatus utilizando a los deportistas. Pero no tiene mayor recorrido”.

La AJFS está representada en todas las instituciones con capacidad de decisión dentro del deporte. “Los jugadores hemos pedido siempre estar representados en los sitios donde se toman las decisiones que nos puedan afectar y tras 20 años lo hemos conseguido”, esgrime y apuntilla: “Los jugadores quieren dejar atrás aquella coletilla de ‘presi, ¡no nos tienen en cuenta para nada!’”El objetivo es “seguir siendo independientes, que ha sido siempre el lema desde la creación de la Asociación”, subraya, y acepta las críticas lleguen “de gente que quiere poner a la AJFS en contra de la RFEF”. “Si no nos dan motivos, no nos vamos a poner en contra de nadie por mucho que nos provoquen, subraya, y agrega: “La LNFS ha tratado de ponernos en contra de los jugadores y de la RFEF alegando que no exigíamos a la RFEF el comienzo de la competición. Les hemos explicado a los capitanes que el organismo competente para aprobar el Protocolo que permita el comienzo de las competiciones es el Consejo Superior de Deportes, a quien nos hemos dirigido pidiéndole que apruebe el Protocolo lo más pronto posible y que recoja dentro del mismo la obligatoriedad de realizar test semanales a los jugadores”.

García-Plata desvela la subvención que reciben de la RFEF desde la temporada pasada: “La RFEF convoca públicamente una Ayuda al Asociacionismo para colaborar en su desarrollo y realizar programas de difusión, formación y promoción de los jugadores por un importe de 200.000€”. Luis Rubiales fue presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y conoce bien los sindicatos. Como presidente de AFE creó un programa de ayudas económicas para las 13 asociaciones de deportistas existentes y que aún sigue vigente: “Gracias a esas ayudas estamos creciendo y podemos proteger mejor los intereses de los jugadores. Ahora tenemos gente profesional trabajando, casi 40 delegados por toda España, ayudas y un extenso abanico de convenios ventajosos para nuestros socios a los que ayudamos a defender sus derechos, a formarse o preparase para el final de una carrera corta”.

“Nadie se preocupaba por nuestra salud económica en los últimos 18 años, ni de cómo pagábamos la sede, al asesor jurídico Eduardo Meléndez, el material, los envíos, el teléfono, la atención a los socios, las reuniones, los viajes, los carnets…”, dice señalando a quienes ahora tienen fijación contra el avance y el crecimiento de la AJFS. “Ahora todo va bien y aparecen enemigos que quieren aprovecharse de nuestra buena salud para su propio beneficio. Afortunadamente las dos personas que nos hemos dedicado desde el principio a levantar la AJFS somos independientes, no vivimos de la AJFS, y si esto diese un paso atrás, nos volveríamos a arremangar para recorrer el mismo camino hecho en estos 22 años”.

Por último, Antonio García-Plata deja claro dónde quiere estar la AJFS: “A estas alturas no nos vamos a esconder. Con Javier Lozano, presidente de la LNFS, siempre hemos conseguido las cosas con peleas, juicios, vetos, Audiencia Nacional, ninguneo a los jugadores… y Luis Rubiales viene de un sindicato, conoce bien las necesidades de una asociación como la nuestra y las reivindicaciones de los jugadores”. La RFEF está teniendo en cuenta a la AJFS al permitirnos estar presentes en todos los estamentos federativos con poder de decisión dentro del fútbol sala: “La Asociación ha crecido con su apoyo y los socios lo están notando. A los jugadores se les respeta y se les tiene en cuenta en las decisiones de su deporte. Está demostrando un gran interés por el fútbol sala y cumple lo que nos dice. Por otro lado, sabe que si no estamos de acuerdo con su gestión se lo haremos saber porque nuestra relación está cimentada en el respeto”. 

Departamento de Prensa AJFS